[ARTÍCULO DE OPINIÓN] Cómo influye el liderazgo en la eficiencia de la gestión educativa

[ARTÍCULO DE OPINIÓN] Cómo influye el  liderazgo en la eficiencia de la gestión educativa

Por Yomery Hernández.-

ambarhernandezgarcia@hotmail.com

El siguiente artículo tiene como eje central describir cómo influye el liderazgo en la eficiencia de la  gestión educativa,  refiriendo características que debe poseer un líder gestor, para lograr los propósitos y metas establecidas en una institución educativa eficiente.

De acuerdo al diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, la palabra “LIDER” (de inglés, leader, guía) significa director, jefe, conductor de un partido político, de un grupo social, o de otra colectividad.  Es decir, el término líder se refiere a personas que atraen a otros, o los dirigen en determinadas actividades. Son personas que poseen la    habilidad o capacidad para dirigir a sus seguidores en una manera exitosa, en la consecución de un objetivo o una meta.

Para David Casares, el liderazgo es un compromiso ético de relación, que compromete a influir en el grupo y sus miembros además aportar  energía y  talentos en la conducción para  el logro de objetivos.

El nuevo papel del director, será el de un líder moderno que dirige, orienta, define metas, delega,  estimula a la  comunidad educativa, aprende de los errores, descubre lo que los docentes esperan de él, sirve como modelo a seguir y al mismo tiempo le motiva a realizar  un trabajo eficaz y eficiente con miras a lograr los propósitos establecido en la institución educativa.

En el ejercicio del liderazgo en la gestión educativa, el comportamiento y la actitud de quien  asume las funciones de dirección son aspectos fundaméntale que determinaran, la calidad y el éxito de procesos de cambios en las escuelas y en la sociedad en general.

De ahí se puede afirmar que si se quiere lograr cambios significativos en las escuelas y con ellos mejorar la educación, se necesita contar con personas que ejerzan liderazgo desde el interior de la escuela, que gestione, inicie, empuje, facilite y coordine el proceso, además debe contar con preparación técnica y sobre todo con una actitud humana y de compromiso con la institución educativa y la sociedad ,que sean  capaces de  ponerse de frente  al proceso de cambio en procura de conseguir un modelo de gestión que contribuya a una educación de calidad para todos.

El asumir un estilo de liderazgo capaz de manejar adecuadamente las relaciones  interpersonales que puedan unir a las personas en la consecución de  propósitos significativos y que al mismo tiempo permita crear un clima organizacional apropiado dentro de una institución educativa,  se ha convertido en un reto.

El ejercicio de  liderazgo educativo del siglo XXI  está encaminado a dejar atrás métodos rígidos y autoritarios, por ser incompatibles con los enfoques, que la educación moderna debe implementar en la perspectiva de formar individuos cada vez más competitivos como agentes de desarrollo de sí mismo, que les permita obtener aprendizaje para la vida.

En relación a lo expuesto en este artículo, considero que un  liderazgo eficiente  influye de manera  positiva  en  el logro de una educación de calidad, el cual se constituye en  un factor indispensable para la efectiva administración en un plantel educativo, los gestores que asumen la dirección deben contar con una sólida formación que se evidencie en toda su práctica y en los resultados de la misma.

Por esto se hace necesario  hacer énfasis en la óptima preparación de la persona que dirige y de esa manera ejercer su función, basado en un  liderazgo eficiente, con miras a lograr una educación de calidad.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *