En Rusia sopesan prohibir venta de alcohol un día a la semana

En Rusia sopesan prohibir venta de alcohol un día a la semana

MOSCÚ (AP) _ Algunos funcionarios rusos están sopesando algo inconcebible en la tierra del vodka: prohibir la venta de alcohol una vez por semana en las dos principales ciudades del país.

Aunque la iniciativa está en pañales, tanto la directora de la agencia nacional de protección al consumidor como un alto miembro de la Cámara Pública, un organismo consejero del Kremlin, tomaron la idea en cuenta el miércoles entre reportes de la prensa de que los gobiernos de las ciudades de Moscú y San Petersburgo analizan seriamente la posibilidad.

La gran atención mediática enfatizó la paradoja del alcohol en Rusia: aunque puede formar gran parte de la identidad del país como la nieve y los poemas de Pushkin, también es un problema serio. Su consumo excesivo se menciona como uno de los factores principales en el alto índice de mortalidad de Rusia: la expectativa de vida para los varones nacidos en el 2006 es de sólo 61 años, de acuerdo con un informe del Programa de Desarrollo de la ONU.

El último líder soviético, Mikhail Gorbachev, falló notoriamente en su intento de atenuar el alcoholismo en la década de 1980 al imponer límites de producción y aumentar los precios.

En los primeros años de la Rusia post soviética, el alcohol podía comprarse 24 horas al día en quioscos en la calle e ingerirse en cualquier acera o vagón de metro. Para el 2013, las ventas en quioscos fueron prohibidas, su venta en las tiendas de comestibles suspendida entre las 11 de la noche y las 8 de la mañana, y se prohibió su consumo en espacios públicos.  Ahora se habla de ir un paso más allá.

Un legislador municipal en San Petersburgo, Andrei Anokhin, atrajo la atención esta semana al decir que el concejo municipal sopesaría prohibir la venta de alcohol los miércoles. Luego, un legislador moscovita informó que la capital rusa sometería a discusión una medida similar.

Ese legislador, Alexei Mishin, aclaró posteriormente que no fue bien citado y que sólo sugirió que el viernes sería un “día de abstinencia” más apropiado, cuando la población se prepara para darse sus gustos del fin de semana. Dicha propuesta no será enviada al consejo municipal de Moscú, aclaró.

Pero para entonces, la propuesta ya había adquirido impulso.

“Por supuesto que apoyamos la idea. Y la apoyaremos hasta que entre en vigor”, dijo la directora de la agencia de protección al consumidor Rospotrebnadzor, Anna Popova, citada por la agencia noticiosa Tass.

Dmitry Chugunov, miembro de la Cámara Pública, también se mostró a favor de una prohibición de alcohol los viernes en Moscú y dijo que debería ir más allá, al notar que muchos de los moscovitas salen los viernes rumbo a pequeñas cabañas fuera de la ciudad.

“Limitar las ventas de alcohol no tendría un efecto al 100% sin una prohibición extensa en otras regiones”, comentó de acuerdo a Tass.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *