Uno de los ritos religiosos más populares en todo el mundo es el del bautismo, el cual los católicos suelen practicar al interior de una iglesia, en donde el sacerdote toma agua de una pila bautismal para verterla sobre un bebé o bien, algunos cristianos prefieren acudir a un río para que el pastor los sumerja y los haga renacer.

Sin embargo, quienes se someten a dicho rito nunca esperan que algo salga mal y mucho menos lo ven como algo peligroso que podría poner en riesgo su vida.

Desafortunadamente eso fue lo que ocurrió la semana pasada a un joven de 20 años que ha sido identificado como Yaw Kyeremeh, quien acudió al río Weija, ubicado en la ciudad de Acra, en Ghana, en donde un pastor lleva a cabo bautismos.

En un video que se ha viralizado en Internet se puede ver a Yaw dentro del río, listo para ser bautizado, cuando por accidente, se resbaló, y aunque intentó tomar la mano del pastor, las corrientes del río comenzaron a arrastrarlo, lo cual provocó que muriera ahogado.

Al ver que la situación se salía de control, el pastor pidió ayuda a los presentes; algunos se movilizaron pero no pudieron hacer nada para salvar a Kyeremeh. Fue al día siguiente cuando las autoridades pudieron recuperar el cuerpo del chico.

“No buscaremos a algún culpable. Dios se lo llevó y no nos meteremos con mandatos divinos”, comentó su hermano en una entrevista.

Aún así, la policía asegura que ya hay una persona detenida y ahora están en la búsqueda del pastor para que él asuma su responsabilidad en esta tragedia, pese a que los familiares de Yaw no quieren denunciarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.