En el hospital Darío Contreras hay pacientes llevados por el Sistema de Atención a Emergencias y Seguridad 911 que duran hasta un mes sin que sus familiares pasen a buscarlos, lo que constituye una carga para el centro de salud. Hace casi un mes una unidad del 911 llevó a Rafael Gómez , de 65 años de edad, al Darío Contreras aquejado de salud y todavía sus familiares no han pasado a buscarlo.

Gómez narró a El Nacional que reside en Villa Mella y que tiene dos hijos: Yésica y Armando, a quien pidió que lo vayan a buscar.

Juan Ramón de Jesús también fue recogido por el 911 y llevado al Darío Contreras desde hace una semana, y aunque ya está bien de salud sus familiares no han pasado a recogerlo.

De Jesús dijo que reside en la calle Juana Saltitopa de Villa Francisca, pero algunas personas que dicen conocerlo explicaron que a éste señor lo ven con frecuencia en la parada del 9 de la Autopista Duarte.

Gasto
El director del centro traumatológico, José Rafael Aponte Pons, explicó que a ese hospital son llevadas por el 911 personas con problema mentales o embriagados y que sus familiares no pasan a recogerlos.

El doctor Aponte Pons explicó que muchas veces el Departamento de Trabajo Social del hospital tiene que salir a investigar para localizar a sus pacientes.

Según las autoridades del Darío Contreras, estas personas que parecen no tener dolientes representan un peso para el hospital ya que no solo por el suministro de los alimentos, sino que las camas que ocupan son necesitadas por otras que son ingresadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.