En esta imagen del lunes 10 de agosto de 2015, la directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos, Ertharin Cousin, escucha durante una visita a una familia siria que vive en un refugio de una habitación en Amán, Jordania. Las perspectivas de financiamiento son “desalentadoras” y es probable que los refugiados sirios afronten nuevos recortes en la ayuda alimentaria que reciben, advirtió la responsable del Programa Mundial de Alimentos. (AP Foto/Raad Adayleh)

Un informe de la Agencia de Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR) reveló que cada vez más niños en el sureste de Europa se han visto forzados a mantener relaciones sexuales como pago para continuar su viaje huyendo de la guerra y la pobreza.

Los menores que viajan solos son especialmente vulnerables.

Melissa Fleming, portavoz de ACNUR, indicó que la agencia investiga cuántos niños pueden sido afectados, pero hizo públicas sus preocupaciones para presionar a los gobiernos en la ruta migrante para que hagan más por ayudar a los menores.

La extorsión de menores parece tener lugar “en cada uno de los países” de la ruta, dijo Fleming en declaraciones a la prensa el viernes. ACNUR estima que al menos 644,000 personas han llegado este año a Europa cruzando el mediterráneo, y en torno a un tercio de ellos son mujeres y niños.

Detrás de los abusos podría haber contrabandistas, bandas criminales y otros refugiados, dijo Fleming.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.