NUEVA YORK.- Un ex policía de Nueva York y origen dominicano fue sentenciado a seis años de cárcel tras haberse declarado culpable de sobornos y haber transportado cocaína a cambio de cuatro mil dólares.

Johnny Díaz, de 48 años y quien llevaba 23 años en laimagen Policía, se declaró culpable el 14 de agosto de posesión criminal de una sustancia controlada en segundo grado, soborno recibido en segundo grado y robo menor.

El fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance, Jr., dijo que “gracias a la Unidad de Corrupción Pública de nuestra oficina y nuestros socios en la Oficina de Asuntos Internos del NYPD, el oficial Díaz ha admitido actos de corrupción por los cuales cumplirá un tiempo de prisión significativo”.

Agregó que “el patrón de corrupción de Díaz comprometió la confianza de los neoyorquinos en la aplicación de la ley en un momento en que la policía y los fiscales trabajan de forma pro activa todos los días para aumentar la fe del público en nuestro trabajo”.

Conforme el expediente, el 23 de mayo, Díaz arrestó a un hombre que creyó un traficante de drogas y que resultó ser un agente encubierto.

Díaz, quien trabajaba en el precinto 34 del sector Inwood, en el Alto Manhattan, ocupó al encubierto medio kilo de cocaína y 18 mil dólares, pero sólo reportó 17 mil.

Tras el arresto, Díaz comenzó a socializar con el encubierto y le dio su número de celular.

El dominicano, además, presuntamente aceptó una botella de Johnny Walker Blue Label del encubierto como regalo por haber retirado su celular de la sala de pruebas.

También acordó ayudar a que se desestimara el caso en contra del agente encubierto a cambio de US$20 mil, de los cuales recibió un anticipo de US$7 mil 500.

El 15 de junio, Díaz aceptó otros US$4,000 para ayudar al encubierto a transportar cocaína desde El Bronx a la esquina de la calle West 125 y la avenida Broadway, en el sector Harlem.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.